Estados UnidosPolíticaVenezuela

Alex Saab colaboró con la DEA

Alex Saab, el presunto testaferro de Nicolás Maduro, cooperó con la DEA y las autoridades de los Estados Unidos durante casi un año a partir de 2018 mediante la confiscación de fondos y sirviendo como fuente confidencial, según un expediente judicial de los Estados Unidos revelado el miércoles.

Saab aceptó ser una “fuente activa de aplicación de la ley” para la Administración de Control de Drogas (DEA) y luego confesó haber pagado sobornos a funcionarios venezolanos, dijeron los fiscales estadounidenses en la presentación. En 2019, le dijeron que enfrentaría cargos penales si no se entregaba voluntariamente, según el expediente.

El abogado de Saab, David Rivkin, dijo en un comunicado que Saab solo se reunió con funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de Estados Unidos para explicarles que sus empresas no habían hecho nada malo, y agregó que Venezuela estaba plenamente consciente de su compromiso con esos funcionarios.

La noticia podría ser una vergüenza para el gobierno de Maduro, que ha defendido a Saab como un enviado especial que ayudó al gobierno de Venezuela a realizar negocios bajo el radar de las sanciones de Estados Unidos destinadas a derrocar al gobernante Partido Socialista.

Saab fue acusado en 2019 y arrestado en 2020 mientras reabastecía su avión en la isla de Cabo Verde, en África occidental, que el año pasado aprobó su extradición a Estados Unidos, una medida que el gobierno de Maduro describió como un secuestro.

Los fiscales estadounidenses dicen que Saab, un empresario nacido en Colombia, desvió alrededor de $ 350 millones de Venezuela a través de los EE. UU. como parte de un plan que implicaba sobornar a funcionarios del gobierno venezolano para obtener documentos de importación falsos para asegurar pagos en dólares a un tipo de cambio favorable.

Saab se ha declarado inocente de los cargos que se le imputan.

«La DEA y el abogado del gobierno le informaron específicamente a [Saab] en abril y mayo de 2019 que si no se entregaba a las autoridades estadounidenses, sería acusado en el Distrito Sur de Florida”, se lee en la presentación, presentada originalmente el 23 de febrero de 2021.

El Ministerio de Información de Venezuela no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los fiscales habían pedido que la presentación permaneciera sellada, argumentando que la familia de Saab podría verse perjudicada si la información se pusiera a disposición del gobierno de Maduro. El juez Robert Scola ordenó el miércoles que se revelara la presentación.

Rivkin, abogado de Saab, dijo en el comunicado que la divulgación del expediente “no es más que un intento de lesionar los intereses de la República Bolivariana de Venezuela.

“Alex Saab sigue siendo un ciudadano leal y diplomático de la República Bolivariana de Venezuela y nunca hará nada que perjudique los intereses del país y del pueblo que tanto le ha dado”, escribió Rivkin.

Los aliados de Maduro han caracterizado la búsqueda de Saab por parte de Washington como parte de una “guerra económica” contra Venezuela que está librando el gobierno de Estados Unidos. Dicen que a Saab se le había otorgado la ciudadanía venezolana y que había sido nombrado diplomático para negociar los envíos de ayuda y combustible desde Irán.

Una investigación de la agencia de noticias Reuters de 2016 descubrió que Saab también era el jefe de una pequeña empresa colombiana de camiones que inesperadamente venció a los líderes mundiales de la industria para conseguir un proyecto multimillonario en la Faja del Orinoco de Venezuela, la reserva de crudo más grande del mundo.

Ese acuerdo finalmente se archivó después de una protesta de las compañías petroleras extranjeras.

En 2020, el gobierno de EE. UU. acusó a Maduro, junto con una docena de otros altos funcionarios venezolanos, de “narcoterrorismo”, ofreciendo $ 15 millones por información que conduzca a su captura.

Estados Unidos dijo que Maduro y sus asociados se confabularon con el grupo guerrillero colombiano desmovilizado, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), “para inundar Estados Unidos con cocaína”.

Vía
papersnoticias.com
Fuente
elpais.com

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: