MigraciónVenezuela

ONU pide a los gobiernos del mundo a ayudar a venezolanos

El hambre y la desesperación obligan a marcharse

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reiteró este miércoles su preocupación por el éxodo de los venezolanos y exhortó a los gobiernos de todo el mundo a donar fondos para los mecanismos que inició en apoyo a los países vecinos, principales receptores de esas poblaciones.

António Guterres, secretario general de la ONU, señaló que continúa preocupado por la situación en Venezuela y el impacto en la región.  «La falta de un acuerdo político en Venezuela está teniendo un impacto humanitario inmediato en los propios venezolanos». Apuntó que la salida masiva de personas con destino a países vecinos está creando «presión» en esos Estados.

«La llegada de grandes números de civiles a cualquier país causa una carga», señaló Stéphane Dujarric, portavoz del Secretario de ONU .

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Refugiados para las Naciones Unidas (Acnur) hicieron campañas para recaudar 32 y 46 millones de dólares, respectivamente, para respaldar a los gobiernos y a las comunidades que acogen a los venezolanos.

La situación de las comunidades indígenes tiene otros agravantes, como el idioma, los prejuicios y la vulnerabilidad socio-económica y la poca representación política efectiva.

La historias dolorosas de los pueblos Warao, entre la frontera de Venezuela- Brasil y el delta del Orinoco son escalofriantes. Cuando la hija menor del líder comunal indígena, Eligio Tejerina, cayó enferma con neumonía, su condición se vio agravada por la severa escasez de medicamentos, alimentos y otros elementos de salud que enfrenta su nativa Venezuela, su única opción era irse

“Decidimos venir a Brasil porque nuestros hijos estaban muriendo de hambre. Ellos lloraban por el hambre. Solo comían una vez al día, por la noche. Únicamente una pequeña porción”.

Decidimos venir a Brasil porque nuestros hijos estaban muriendo de hambre

La escasez generalizada de alimentos y medicinas, la inflación que continúa en aumento, los disturbios políticos y la violencia están causando que cientos de miles de venezolanos abandonen su tierra natal y busquen la seguridad en el exterior.

A medida que la situación empeora en el país, un número cada vez mayor de indígenas como Tejerina y su familia, que recorren las fronteras del país, necesitan asistencia humanitaria y protección en las vecinas Brasil y Colombia.

ACNUR / Reynesson Damasceno
El líder de la comunidad Warao, Eligio Tejerina, de 33 años, está sentado en una hamaca junto a sus hijos en el albergue Pintolandia en Boa Vista, en el norte de Brasil.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: