ReligiónSudaméricaVenezuela

Quito declara emergencia por inmigrantes venezolanos

Huyen del chavismo - madurismo

La fórmula que agrega ignorancia al miedo resulta en odio. La inaudita, masiva y creciente migración de venezolanos alimenta sombras, prejuicios, dudas y desconfianzas hacia ese país. Más de un interés hay tras el rechazo. Político y medios tienen como lógica rentable y alarmista separar las aguas en dos mitades: los buenos y los malos; nosotros y ellos; los de aquí y los extranjeros. No hay río,hay bandos.

Esta semana el Municipio de Quito ha decretado el estado de emergencia humanitaria para hacer frente a la afluencia masiva de venezolanos en situación de movilidad humana, para los que ha habilitado varios albergues de acogida temporal de personas en situación de vulnerabilidad.

La decisión significa el uso de recursos a fin de cubrir necesidades  básicas como un lugar para dormir, atención primaria de salud y alimentación. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó que desde comienzos de este mes más de 5.000 venezolanos han entrado a diario en Ecuador. Cifras que también se observan en Brasil, Colombia, Perú, Argentina y Chile.

El venezolano no emigra simplemente,huye necesariamente. El chavismo-madurismo es el epítome de la corrupción y el desastre que han sumergido el país en un colapso.

 

César Mantilla, secretario municipal de Inclusión Social,  señaló que la medida se implementó luego de la declaratoria de emergencia en tres provincias por parte de la Cancillería

En el proceso se determinó que en Carcelén,al norte de Quito, se refugiaban más de 240 familias, de los cuales 57 estaban en una situación de “doble vulnerabilidad”. Es decir que hay mujeres embarazadas, niños en brazos, adultos mayores o personas con discapacidad. Un drama mayor.

“Todo lo que se ha llevado a cabo se ha manejado bajo un marco de protección de Derechos Humanos”, aclaró Mantilla y aseguró que seguirán  así.

La dimensión que ha adquirido la migración de Venezuela hacia Ecuador no tiene precedentes y supera cualquier previsión.. Se estima que el 15% de los venezolanos que entran al país se está quedando, mientras el resto sigue hacia el resto del Continente. .

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: