Estados Unidos

Biden rechaza actos violentos ocurridos en Buffalo

«En Estados Unidos, el mal no ganará, lo prometo. El odio no prevalecerá, y la supremacía blanca no tendrá la última palabra», afirmó hoy el presidente, Joe Biden, desde Buffalo, Nueva York, donde se reunió con las familias de las víctimas del ataque armado del pasado sábado.

Biden abordó el racismo y el odio que, según los funcionarios, motivaron al atacante, asegurando que, «lo que sucedió aquí es un terrorismo simple y directo».

El mandatario demócrata, de 79 años, calificó el terrorismo doméstico como «la violencia infligida al servicio del odio y la cruel sed de poder que define a un grupo de personas cómo inherentemente inferior a cualquier otro grupo».

Biden, a quien se unió la primera dama Jill Biden, visitó un monumento en el supermercado Tops en honor a los que murieron en el tiroteo, colocando un ramo de flores en el lugar.

Un atacante fuertemente armado mató a 10 personas e hirió a otras tres el sábado en el supermercado Tops en Buffalo.

El presidente y la primera dama se reunieron con las familias de las víctimas, así como con las fuerzas del orden, los socorristas y los líderes comunitarios, y nuevamente se encontró consolando a las personas que perdieron a sus seres queridos en un tiroteo masivo.

«Hay que negarse a vivir en un país donde los negros que realizan una compra semanal de comestibles pueden ser asesinados a tiros por armas de guerra desplegadas en una causa racista», expresó Biden.

«Tenemos que negarnos a vivir en un país donde el miedo y las mentiras están empaquetados para el poder y para obtener beneficios», agregó ante el grupo de familiares.

Durante sus comentarios, leyó los nombres y descripciones de los que fueron asesinados. Biden volvió a reclamar al Congreso que apruebe la prohibición de armas de asalto, algo que ha presionado desde mucho antes de ser presidente (durante la administración de Donald Trump), pero carece de los votos necesarios en el Senado.

«Este veneno, esta violencia, no puede ser la historia de nuestro tiempo. No podemos permitir que eso suceda», dijo.

«Miren, no soy ingenuo, sé que la tragedia volverá a venir. No se puede superar para siempre, tampoco se puede entender completamente, pero hay ciertas cosas que podemos hacer».

Biden ha lidiado con numerosos tiroteos masivos desde que se convirtió en presidente, un problema que le ha llevado a tomar medidas ejecutivas e instar al Departamento de Justicia a presionar para tomar medidas enérgicas contra el uso de las armas ilegales.

Los demócratas de la Cámara de Representantes planean votar esta semana un proyecto de ley que busca combatir a los supremacistas blancos y a otros grupos extremistas nacionales.

Los esfuerzos demócratas para avanzar en las medidas de control de armas han sido bloqueados por los republicanos en el Senado dividido uniformemente.

Durante una ceremonia de Medalla de Valor previamente programada en la Casa Blanca el lunes, Biden rindió homenaje al oficial retirado del Departamento de Policía de Buffalo Aaron Salter, el guardia de seguridad del Tops Friendly Market que fue asesinado después de enfrentarse al tirador y «dio su vida tratando de salvar a otros», dijo Biden.

«En realidad, pudo disparar al agresor dos veces, pero él (el agresor) tenía un chaleco antibalas, y perdió la vida en el proceso», añadió Biden.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: