Estados UnidosSucesos

Día de la Independencia sangriento en Chicago

Un hombre abrió fuego el lunes desde una azotea sobre un desfile del Día de la Independencia en los suburbios de Chicago, matando al menos a seis personas, hiriendo a cuando menos 30 y provocando que cientos de personas que desfilaban, padres de familia con carritos para bebés y niños en bicicletas huyeran aterrorizados, informó la policía.

Las autoridades dijeron que un individuo considerado persona de interés en la balacera fue detenido en la noche por la policía tras una búsqueda de horas dentro y en los alrededores de Highland Park, una comunidad pudiente de unos 30.000 habitantes en la costa norte de Chicago.

El tiroteo en un 4 de Julio se suma a otros acontecimientos que han hecho añicos los rituales de vida de los estadounidenses.

Un día de la independencia enlutado por la violencia
Un día de la independencia enlutado por la violencia

El incremento de los tiroteos es preocupante

En los últimos meses, escuelas, iglesias, tiendas de comestibles y, ahora, desfiles de la comunidad se han convertido en escenarios de masacres. En esta ocasión, el derramamiento de sangre se produce cuando la nación trata de encontrar un motivo para celebrar su fundación y los lazos que aún la mantienen unida.

“Es devastador que una celebración de Estados Unidos haya sido desgarrada por nuestra plaga singularmente estadounidense”, dijo el gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, en una conferencia de prensa.

“Estoy furioso porque no tiene por qué ser así… mientras celebramos el 4 de Julio sólo una vez al año, los tiroteos masivos se han convertido en una tradición americana semanal, sí, semanal”, añadió.

Las autoridades informaron que el hombre armado disparó alrededor de las 10:15 de la mañana, cuando el desfile se encontraba completado en tres cuartas partes.

El atentado causó al menos seis muertos, entre ellos un ciudadano mexicano, y 26 heridos, con edades comprendidas entre 8 y 85 años, que han requerido hospitalización.

Según el comandante de la policía de Highland Park, Chris O’Neill, el agresor aparentemente utilizó un “fusil de alto poder” para disparar desde un lugar en lo alto de un edificio desde el cual era “muy difícil verlo”. Dijo que el arma fue recuperada en el lugar de los hechos. La policía también halló una escalera.

El presidente Joe Biden dijo el lunes que él y la primera dama, Jill Biden, estaban “conmocionados por la violencia sin sentido de las armas de fuego que ha vuelto a causar dolor a la comunidad estadounidense en el Día de la Independencia”.

El carro de Robert Crimo, quien fue identificado como el agresor
El carro de Robert Crimo, quien fue identificado como el agresor

El agresor fue detenido

La policía informó en la tarde del lunes que detuvo a Robert E. Crimo III, un estadounidense de 22 años sospechoso del tiroteo que dejó al menos 7 muertos y más de 30 heridos durante una celebración del 4 de julio en Highland Park, a las afueras de Chicago.

Crimo fue acusado este martes de siete cargos de asesinato. Hsta el momento no se han divulgado los motivos del atentado.

El fiscal estatal del condado de Lake, Eric Rinehart, dijo que el joven sería castigado «por la ola de asesinatos que ha desatado contra nuestra comunidad».

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: