Estados UnidosEuropaInternacionalesPolítica

Hay que acabar con la OTAN afirma la DSA

Los progresistas estadounidenses exigen que se disuelva la OTAN

Rusia afirmó repetidamente que la OTAN no tuvo en cuenta las preocupaciones de seguridad de Moscú. Unas relacionadas con la concentración de su capacidad militar cerca de las fronteras rusas, y se negó a garantizar una mayor expansión hacia el este.

Los socialistas democráticos de América o DSA, critican el innecesario «expansionismo imperialista» de Estados Unidos. Además de la falta de respuesta a las demandas de seguridad de Rusia. Por lo que piden la disolución de la alianza occidental de la OTAN, según un comunicado oficial.

Mientras acusaba a Rusia de «agresión», la DSA señala que Estados Unidos está «preparado el escenario para este conflicto». «La DSA reafirma nuestro llamado para que Estados Unidos se retire de la OTAN y ponga fin al expansionismo imperialista que creó el escenario para este conflicto», escribe en la declaración.

«Hacemos un llamamiento a los activistas contra la guerra en los Estados Unidos y en todo el mundo para que se opongan a las escaladas violentas de la OTAN y sus miembros”.

La OTAN tiene la culpa.
La falta de voluntad de Occidente para hacer concesiones de seguridad a Rusia fue el punto de inflexión que aceleró l incursión y ofendió a Moscú.

La OTAN es la responsable del conflicto en Ucrania

La DSA, llama la atención a los grupos de coacción, “para que exijan una solución diplomática duradera y hagan hincapié en la necesidad crucial de aceptar a todos y cada uno de los refugiados resultantes de esta crisis».

A finales de 2021, Rusia propuso borradores de un tratado con Estados Unidos y la OTAN sobre garantías de seguridad. Que incluían el cese de la expansión de la alianza hacia el este.

Pero, sobre todo, el establecimiento de bases militares en países postsoviéticos. Las propuestas también contenían el no despliegue de armas de ataque de la OTAN cerca de las fronteras rusas. Además de la retirada de las fuerzas de la alianza en Europa del Este a las posiciones de 1997.

Después de una serie de fuertes ataques del ejército ucraniano contra las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, se inició el conflicto. El presidente Putin afirmó que la situación «requiere una acción decisiva e inmediata», ya que las repúblicas del Donbass «pidieron ayuda».

Según el líder ruso, toda la responsabilidad del derramamiento de sangre recae en las autoridades ucranianas. Hizo un llamamiento al ejército ucraniano no seguir sus órdenes «criminales» y deponer las armas.

Más tarde, el Ministerio de Defensa ruso enfatizó que las Fuerzas Armadas rusas no están lanzando ningún ataque contra las ciudades ucranianas, y están apuntando solo a la infraestructura militar.

Moscú subrayó que no está interesado en el territorio ucraniano y retirará sus fuerzas después de que concluya la «desmilitarización» y la «desnazificación» de Kiev, que se negó a cumplir con los acuerdos de Minsk y ha librado una guerra en la región de Donbass.

Fuente
ZDFSputnikBBC

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: