InternacionalesPolítica

Oposición nicaragüense sale a las calles una vez más y ortega moviliza a sus simpatizantes

Más de 200 muertos en tres meses han sido los resultados de la represión en Nicaragua

La oposición nicaragüense nuevamente sale a las calles este viernes llamando a un paro de labores para presionar la salida del presidente Daniel Ortega, quien, en contraofensiva, encabezará una caravana de conmemoración revolucionaria en medio de una desbordada violencia que deja unos 270 muertos en tres meses.

El paro de 24 horas fue convocado por la opositora Alianza Nacional por la Justicia y la Democracia, que aglutina a grupos de la sociedad civil, comenzó a las 00H00 locales (06H00 GMT), respaldado por la cúpula empresarial.

«Vaciemos las calles porque no queremos más represión y porque queremos que se vayan», llamó la Alianza Cívica a pocas horas de iniciar el paro, el segundo luego del realizado el 14 de junio, cuando hubo cuatro muertos.



Esta  paralización de labores es la segunda de tres jornadas de acciones de la Alianza Cívica,  Alianza que realizó manifestaciones el jueves en distintas ciudades y pueblos, dejando como resultado al menos cinco muertos -cuatro policías y un civil- en un municipio del sureste del país.

El sábado, los opositores realizaron una caravana de vehículos por los barrios orientales de la capital, donde se han registrado fuertes incursiones de la policía y grupos paramilitares para retirar barricadas de los manifestantes.

Los opositores reclaman justicia, elecciones adelantadas o la renuncia de Ortega, a quien acusan de desatar una feroz represión contra las protestas y crear una dictadura con su esposa Rosario Murillo, marcada por la corrupción y el nepotismo.

– El «repliegue» –

En medio del paro, Ortega tiene previsto encabezar la tarde de este viernes el histórico «repliegue», que conmemora cada año una gesta guerrillera previa al triunfo de la revolución sandinista de 1979, que derrocó al dictador Anastasio Somoza.

«Al repliegue con Daniel, caminantes de la paz, del futuro, del amor (..) porque vamos ganando la paz», dijo Murillo al convocar a los seguidores del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).




El ‘repliegue’, ocurrido el 27 de junio de 1979 cuando miles de guerrilleros de Managua se retiraron a Masaya para reagrupar fuerzas antes de derrocar a Somoza, se conmemora anualmente con una caminata hasta esa ciudad, la más rebelde del país, 30 km al sur de la capital.

Pero ante la tensión y desbocada violencia que se vive en Nicaragua, el festejo se postergó y será una caravana hacia la entrada norte de Masaya, pues en el sur de la ciudad está el combativo barrio indígena Monimbó, atrincherado contra las fuerzas de Ortega.

«La marcha hacia las victorias no se detiene», dijo Murillo y repiten los medios oficialistas al llamar al ‘repliegue’, aunque los opositores creen que sin ir a Monimbó y sin hacer caminata es una suerte de derrota para el gobierno.

El barrio ha estado en alerta. «No al repliegue», «jamás nos rendiremos», «Monimbó resiste hoy, mañana y siempre», se lee en paredes y barricadas que reforzaron sus pobladores.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: