EconomíaInternacionales

Banco Mundial: hay una recesión global en ciernes

Una recesión global, es inevitable, señala informe del Banco Mundial

La pandemia del Covid-19, el aumento de las tasas de interés y la crisis del costo de vida oscurecen las perspectivas para los próximos meses. Informe del Banco Mundial pronostica una recesión global.

Mientras el costo de casi todo, desde alimentos hasta fertilizantes, se está disparando, los consumidores gasten menos. Y a medida que los gobiernos apuntan a reducir el costo de vida, es difícil contener la inflación sin empujar a una recesión de las economías.

Tanto la guerra en Ucrania y tras las interrupciones de la pandemia, se continúan limitando las cadenas de suministro. Lo que sigue oscureciendo las perspectivas para los próximos meses, por lo que la recesión ya está en marcha.

El Banco Mundial, ya señala, que todos, se deberían estar preparados para una recesión global, no sólo económica. Entre otras causas, se apuntan las costosas facturas de energía y el elevado precio del gas doméstico y los alimentos.

Una recesión en ciernes.
La recesión mundial desacelerará la economía hasta el 2023, lo que contribuirá al riesgo de un «aterrizaje brusco», que afectará a los países en desarrollo.

El organismo prevé una caída del doble de lo que fue la recesión sufrida en 2020

Ayhan Kose, director del Grupo de Perspectivas del Banco Mundial, señaló: «A la luz de la desaceleración prevista en el crecimiento. De la producción y la inversión, el escaso espacio normativo y los riesgos considerables que opacan las perspectivas”.

“Las economías emergentes y en desarrollo deberán calibrar cuidadosamente sus políticas fiscales y monetarias. También es necesario que emprendan reformas para borrar las cicatrices de la pandemia”.

“Estas reformas deben diseñarse de modo tal de incrementar la inversión y promover el capital humano, revertir la desigualdad de ingresos y de género, y hacer frente a los desafíos del cambio climático».

El Banco Mundial alertó que, por la guerra entre Rusia y Ucrania, están aconteciendo pérdidas económicas severas en la región de Europa, Asia Central y el resto del mundo.

Este escenario es considerado, por este organismo, como la segunda crisis más importante en estos dos años, así como la sexta recesión global más grave.

Las previsiones son benéficas para las empresas y gobiernos productores de petróleo, pero los impactos más severos recaen en las poblaciones y países más pobres.

El Banco Mundial, señala en su documento llamado Guerra en la región: Europa y Asia Central, presentado este 2022, que se prevé que 40 millones de personas podrían cruzar el umbral de pobreza extrema.

No obstante, en 2021, con el Covid-19, el Banco ya habría documentado que al menos 100 millones de personas se sumaban a este umbral.

Fuente
OpenKnowLedgeElPaisNewtral

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: