Estados UnidosNegocios

Burger King acusada por falsa publicidad

Burger King fue acusada de publicidad falsa en una demanda que alega que su producto insignia, el Whopper, es demasiado pequeño en comparación con la publicidad.

Según la demanda, la cadena de comida rápida estadounidense hace que su comida se vea más grande en los anuncios en comparación con lo que sirve a los clientes en realidad.

Un abogado del sur de Florida presentó una demanda federal con la que intentará lograr una demanda colectiva, alegando que Burger King engañó a los clientes a través de publicidad engañosa.
La demanda, presentada por el abogado Anthony Russo, sostiene que Burger King comenzó a inflar el tamaño de sus hamburguesas en imágenes publicitarias alrededor de septiembre de 2017.

Antes de eso, señala la demanda, Burger King anunciaba «de manera más justa» sus productos alimenticios.

Actualmente, el tamaño de prácticamente todos los alimentos anunciados por Burger King es "materialmente exagerado", subraya la demanda.
Actualmente, el tamaño de prácticamente todos los alimentos anunciados por Burger King es «materialmente exagerado», subraya la demanda.

Russo logró sumar a algunos demandantes, que denunciaron que los anuncios de la hamburguesa Whopper, mucho más grande que el resto de los productos en el mercado, y considerada la marca registrada de Burger King, no representan el mismo plato que reciben.

Denunciaron que, en los avisos, la hamburguesa es un 35% más grande que la versión de la vida real, con el doble de carne de lo que realmente se sirve.

La demanda cita como testigos a varios usuarios de YouTube que se especializan en reseñas de alimentos y usuarios de Twitter que se quejaron de sus pedidos, subiendo fotografías y videos del producto real cuando llega a la mesa.

No es la primera vez que Burger King es acusada de inflar la imagen de su comida en sus anuncios. Algunos usuarios aseguran que se trata de una práctica común para la casa de comidas rápidas.
La autoridad publicitaria del Reino Unido citó a la empresa hace 12 años por hamburguesas que tenían altura y grosor «considerablemente menores» de lo que se anunciaba.

La demanda, que busca el estatus de demanda colectiva, exige daños monetarios y una orden judicial que requiere que Burger King ponga fin a sus prácticas engañosas.

Los representantes de Burger King y su empresa matriz, Restaurant Brands International, no se refirieron a la demanda hasta el momento.

Jonathan Maze, editor en jefe de la revista Restaurant Business, señaló que si bien las demandas contra empresas de comida rápida pueden carecer de mérito, a veces pueden asustar a los ejecutivos de la empresa para que paguen acuerdos «cuando temen la mala publicidad» y sus consecuencias, teniendo en cuenta la gran cantidad de competidores en el mercado.

En 2020, un juez de California aprobó un acuerdo de 6,5 millones de dólares en una demanda colectiva presentada contra Chipotle, cadena de comida rápida de estilo mexicano, por lo que supuestamente era una campaña publicitaria engañosa no transgénica.

«Grande o pequeño, la justicia es justicia, y las leyes son leyes», afirmó Russo. «Y solo porque algo aparezca en la opinión de alguien menor de edad no significa que lo sea».

El abogado subrayó que, a través de esta demanda, busca una mayor transparencia en la publicidad de la industria de la gastronomía y de servicios en general.

«Si estoy anunciando un vehículo, no lo haces con Photoshop para mejorarlo», dijo. «Claro, tal vez lo fotografíes bajo su mejor luz, pero ciertamente no lo haces engañoso».

«Esa es realmente la base de este tipo de demandas», afirmó el letrado.

Vía
papersnoticias.com
Fuente
as.com

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: