Estados UnidosMedio Ambiente

En EEUU, el agua no es tan clara como se cree

El agua potable está más contaminada de lo que muestran las pruebas de la EPA

Las sustancias PFAS o perfluoroalquilo y polifluoroalquilo son compuestos químicos utilizados para repeler el agua, el calor y las manchas. Se usan comúnmente en productos como sartenes antiadherentes, impermeables, envases, espuma para bomberos y en el agua que consumen los norteamericanos.

El agua potable en todo Estados Unidos puede no ser tan limpia como piensa la agencia de protección ambiental o EPA. Según las pruebas realizadas en todo el país por El Guardián, a la EPA le faltan cantidades significativas de PFAS. Porque sus pruebas no detectan la gran mayoría de los compuestos que existen.

A menudo llamados «compuestos eternos», los PFAS no se descomponen por completo y, en cambio, se acumulan en el agua en el medio ambiente. También, a través de la cadena alimentaria en un proceso llamado bioacumulación.

La exposición a PFAS se relaciona con el cáncer, defectos de nacimiento, problemas renales y hepáticos, sistemas inmunológicos debilitados y una gran cantidad de otras dolencias. De los aproximadamente 9 mil compuestos conocidos, la prueba de la EPA solo detecta 30 de ellos. The Guardian, sin embargo, también utilizó una prueba de fluoruro orgánico total o TOF. Que busca un marcador que indica la presencia de todos y cada uno de los compuestos PFAS y comparó los resultados.

El agua no es tan clara en EEUU.
Dado que los PFAS no se descomponen fácilmente, ni en el agua, ni en el ambiente, los compuestos permanecen en granjas y pozos.

La investigación realizada, desveló datos nefastos sobre la calidad del agua potable en EEUU

Siete de las nueve áreas probadas, mostraron una presencia significativamente mayor de compuestos PFAS en la prueba TOF. La mayoría de las pruebas, mostraron concentraciones un orden de magnitud más altas que la prueba de la EPA, incluidas muchas que fueron más de diez veces la concentración encontrada en la prueba oficial.

Tucson, Arizona, mostró una concentración de 2.5 partes por billón o ppt, en la prueba de la EPA. En comparación con 59 ppt en la prueba de TOF. Cabo Cañaveral, Florida, mostró una concentración de 15 ppt en la prueba de EPA. Pero, la prueba de TOF mostró una concentración de PFAS de 176 ppt. Una prueba de agua de la EPA en Bethesda, Maryland, detectó 18 ppt y una prueba TOF de la misma agua tuvo un resultado de 185 ppt.

Según los investigadores, los grupos de defensa del agua limpia piden a la EPA que cambie a las pruebas a TOF. Peron la señala, que no tienen planes de hacerlo en este momento. Mientras tanto, la Unión Europea ya adoptó un cambio a las pruebas TOF para sus estados miembros.

El mes pasado, el presidente Joe Biden anunció un plan para lidiar con las PFAS y otros contaminantes del agua. Con un presupuesto de 10 mil millones de dólares. Sin embargo, si la EPA continúa utilizando su prueba actual, conocida como EPA 537, entonces los reguladores tendrán poca idea de hacia dónde deben dirigir sus esfuerzos.

Los peligros de los PFAS no se limitan al agua potable. El estado de Maine está lidiando con una crisis de PFAS después de que una empresa de gestión de residuos llamada BFI Organics comenzó a proporcionar a los agricultores. Se trata del subproducto de su instalación de tratamiento de aguas residuales para usar como fertilizante. Comúnmente llamado «lodo», el producto contiene una mezcla de desechos domésticos, municipales y humanos. A los agricultores se les indicó que el fertilizante era seguro de usar. Pero, en realidad contenía altas cantidades de PFAS y microplásticos.

Fuente
DemocracyNowUnivisionEWG

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: