CorrupciónEconomíaInternacionalesNegociosPolíticaVenezuela

Malas noticias para PDVSA

En el último mes la producción de petróleo de Venezuela fue inferior a la esperada

Según un informe de Argus Media, en julio pasado, la producción de petróleo de Venezuela fue inferior a la que apuntaba PDVSA, si bien la estatal petrolera esperaba que, junto con sus socios de empresas conjuntas, produjeran unos 1.65 millones de barriles por día durante el pasado mes, la producción real llegó a alrededor de 1.526 mb/d.

Argus dice que la producción en el cinturón de petróleo pesado del Orinoco, donde se encuentran grandes reservas de petróleo, fue una decepción particular, el problema para Venezuela es que se suponía que el cinturón del Orinoco resistiría mejor que la producción convencional de petróleo de otros lugares, pues las bajas son un grave problema para esta nación fundadora de la OPEP, y representan una amenaza existencial para el régimen del presidente Nicolás Maduro, quien evitó un aparente intento de asesinato días atrás.

Pero la cifra de producción que Argus tuvo en sus manos, que vino de un informe interno de PDVSA, parece optimista, a pesar de que señalan deficiencias, después de todo, el informe de la OPEP de junio sugirió que la producción se situó en solo 1.34 mb/d, datos que provienen de fuentes secundarias, que incluyen a Argus, en ese contexto, la cifra de 1.526 mb/d no parece creíble, de hecho, fuentes de PDVSA le dijeron a Argus que los funcionarios de las divisiones oriental y occidental de la compañía «inflaron sistemáticamente» los datos, «juegan con los tanques de almacenamiento y lo que informan no es la realidad», le dijo un alto ejecutivo a Argus.

Malas para PDVSA.
Los rumores de sanciones de Estados Unidos sobre el petróleo venezolano han estado circulando el flujo de noticias durante más de un año.

Hay que esperar que PDVSA continúe perdiendo sus objetivos de producción

En realidad, la producción podría haber sido tan baja como 1.25 mb/d, el informe no es del todo inútil, sin embargo, ya que ofrece algunas pistas sobre la desaparición de la empresa, Argus dice que «el mantenimiento escaso, el manejo de yacimientos, la perdida de mano de obra calificada y la falta de nafta crítica y crudo liviano para el transporte y la mezcla» están contribuyendo al fuerte declive de la producción, y se estima que 1 mil 191 pozos dejaron de producir en julio.

En un informe separado de Argus, parece que la isla de Curazao está «luchando por salvavidas para resucitar» la centenaria refinería Isla que PDVSA «casi ha abandonado», debido al hecho de que ConocoPhillips se trasladó a apoderarse de la instalación siguiente una decisión de arbitraje internacional a principios de este año, Curazao dice que tiene la capacidad de operar la refinería por sí misma, pero no tiene el capital ni el suministro de petróleo crudo necesarios como materia prima.

La refinería en teoría puede producir hasta 335 mil barriles por día, pero en realidad probablemente solo pueda producir dos tercios de esa cantidad, por ahora, apenas funciona con PDVSA, pues ésta ya no suministra petróleo crudo a la refinería, desde el punto de vista de PDVSA, la pérdida de la refinería solo ha agravado los problemas en Venezuela ya que la instalación era crítica para mezclar y preparar petróleo para la exportación.

Los problemas en Venezuela son tan graves que incluso la administración Trump, que no es ajena al conflicto, ha decidido que no quiere patear al país mientras no esté funcionando, después de haber estado a punto de implementar amplias sanciones, posibilidad dirigida a las exportaciones de petróleo de Venezuela, o tal vez la exportación de diluyente de los EE.UU. a Venezuela, la administración Trump ha descartado esos planes.

De hecho, los problemas en Venezuela son tan agudos, que el intento de asesinato del presidente Maduro apenas movió el mercado del petróleo, como señaló el WSJ, eso tiene un énfasis: hubo un intento de golpe en un país con las mayores reservas de petróleo del mundo, miembro fundador de la OPEP y aún un importante productor de petróleo, y los mercados básicamente lo ignoraron.

Y eso no se debe a que el mercado del petróleo está sobre abastecido; hay un caso razonable para hacer de que el mercado podría tener escasez de suministro en algún momento de este año, pero el sector petrolero de Venezuela está en ruinas, por lo que los comerciantes de petróleo aparentemente ya piensan que no puede empeorar, un golpe incluso deja abierta la muy remota posibilidad de un rebote, aunque, como detalla Francisco Monaldi, una producción creciente de, digamos, 200 mil bpd por año requeriría un esfuerzo sostenido, incluyendo inversiones de alrededor de 20 mil millones de dólares por año durante una década.

Sin mencionar un cambio radical en el contexto político y un programa de estabilización macroeconómica, no hace falta decir que nada de eso parece estar en las cartas pronto, en cualquier caso, el golpe no tuvo éxito, por lo que las pérdidas están destinadas a continuar, «la permanencia de Maduro y su círculo radical de colaboradores es a corto, mediano y largo plazo alcista para los precios del petróleo porque el régimen no tomará los pasos necesarios para cambiar la producción», comenta Raúl Gallegos, un analista político de Control Risks, y autor de Crude Nation.

Fuente
OilPrice

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: