Estados UnidosMigraciónVenezuela

Migrantes de Venezuela cada vez más numerosos en EUA

Una nueva oleada de migrantes, principalmente de Venezuela, está abrumando a la Patrulla Fronteriza y la capacidad en los refugios en El Paso, Texas, donde miles de personas fueron liberadas en los últimos días para que encuentren su camino en Estados Unidos.

Fuentes de la Patrulla Fronteriza de El Paso dijeron a NBC News que debieron liberar a al menos 1.000 personas que habían ingresado al país desde la frontera sur.

La mayoría de los migrantes fueron enviados a distintas partes del país en varios autobuses durante la última semana con la esperanza de que encuentren su propio camino en el país.

En promedio, el sector de El Paso en la frontera ha registrado el arribo de alrededor de 1.300 migrantes por día, frente a los 1.000 diarios en mayo, según datos de Aduanas y Protección fronteriza de Estados Unidos.

Mientras tanto, el centro de procesamiento destinado a retener a los migrantes temporalmente hasta que puedan ser liberados con fechas judiciales, está en el doble de su capacidad, precisó Valeria Morales, portavoz de la Patrulla Fronteriza en El Paso.

Desde el miércoles pasado, 932 migrantes han sido liberados en lo que comúnmente se conoce como «liberaciones callejeras» o «liberaciones provisionales».

«Generalmente, después del procesamiento, los migrantes que no están detenidos durante el período de su procedimiento de expulsión son liberados provisionalmente en coordinación con las ONG», explicó Morales.

Agregó que «si las ONG tienen más capacidad, la Patrulla Fronteriza coordina con el gobierno local y las ciudades para identificar los lugares donde los migrantes pueden acceder convenientemente a los servicios de transporte o el alojamiento».

Cientos de migrantes, principalmente provenientes de Venezuela, que aún no han sido procesados por la Patrulla Fronteriza, se han acumulado en un barrio de El Paso llamado Chihuahita mientras esperan su procesamiento.
Cientos de migrantes, principalmente provenientes de Venezuela, que aún no han sido procesados por la Patrulla Fronteriza, se han acumulado en un barrio de El Paso llamado Chihuahita mientras esperan su procesamiento.

Los agentes fronterizos realizan controles biométricos a los migrantes antes de sus «liberaciones en la calle», pero mantienen a aquellos que pueden representar una amenaza para la seguridad pública.
Los venezolanos han emigrado a Estados Unidos en gran número en los últimos años debido a la pobreza, la violencia y la escasez de medicamentos y alimentos en su tierra natal.

El alcalde demócrata de El Paso se unió al gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, en agosto, al alquilar autobuses y enviar migrantes a la ciudad de Nueva York.

De todas maneras, la mayoría sigue siendo responsable de encontrar su propio transporte a los destinos dentro de Estados Unidos, donde eventualmente comparecerán ante los tribunales de inmigración.
Los cruces fronterizos generales de migrantes indocumentados cayeron ligeramente durante el verano.

Vía
papersnoticias.com
Fuente
dw.com

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: