Estados UnidosPolítica

Pelosi en Taiwán, es una muy mala noticia

El viaje de Pelosi a Taiwán está lleno de riesgo de escalada militar

La presidenta de la cámara de representantes, Nancy Pelosi, viajará a Taiwán, una isla considerada por Beijing como una parte inalienable de la República Popular China. Una etapa de un viaje más amplio a Asia. A pesar de que Pelosi aún no confirmó la visita, las tensiones aumentan bruscamente entre Estados Unidos y el gigante asiático.

«¿Recuerdan lo que pasó en 1983? Dos días después de que 241 marines fueran volados en el Líbano, Estados Unidos invadió la pequeña Granada. De la noche a la mañana, los titulares anteriores desaparecieron, creo que estamos viendo lo mismo”, sugiere Jeff J. Brown, autor de «La trilogía de China» editor en China Rising Radio Sinoland, sobre el viaje de Pelosi.

Con respecto a Pelosi, “la OTAN está perdiendo mucho en Ucrania y va a ser un largo invierno para Occidente. Por lo que, golpear un pecho imperial en Taiwán, es ahora el mensaje», señaló el curador de la Comisión de la Verdad de Armas Biológicas.

El viaje de Pelosi a Taiwán, sería la primera vez que un político estadounidense de alto rango visita el lugar en 25 años. La última vez fue Newt Gingrich, entonces presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, quien llegó a la isla en 1997, ignorando el descontento de los líderes chinos.

«Dije con firmeza: Queremos que entiendas, defenderemos a Taiwán. Punto'», indicó Gingrich a la prensa en ese momento. Sin embargo, los funcionarios de la administración Clinton dejaron en claro que Gingrich «estaba hablando por sí mismo».

Pelosi irá a Taiwán.
Tan destacó que la visita de Pelosi a Taiwán «violaría seriamente el principio de una sola China» y «dañaría seriamente la soberanía y la integridad territorial de China. Dañando seriamente la base política de las relaciones entre China y Estados Unidos».

Sobre Pelosi: «La conversación entre Biden y Xi Jinping fue para evitar una escalada»

Del mismo modo, parece que la aparente visita de Pelosi a Taiwán no está en línea con la política de China de la administración Biden. Argumentó Francesco Sisci, un experto, autor y columnista de China con sede en Beijing.

«La política estadounidense no se establece como un Leviatán omnisciente», señala el experto en China. «El congreso, el senado y el ejecutivo se mueven de acuerdo con diferentes agendas que a menudo no coinciden y están en conflicto entre sí. El problema es que hay un creciente sentimiento anti-Beijing en Estados Unidos y esto a veces tiene ráfagas que no están completamente resueltas. Creo que la visita es una expresión de un sentimiento, más que de un plan claro».

Según, la iniciativa de Pelosi provoca tanto en la administración Biden como en el Pentágono. Mientras, los funcionarios de seguridad nacional de Estados Unidos «trabajando silenciosamente para convencer a la presidenta de la cámara de representantes, Nancy Pelosi, de los riesgos de su posible viaje a Taiwán». Si bien en 1997 Beijing y Washington lograron resolver el dilema, esta vez el liderazgo en China, podrá optar por una respuesta más dura.

Washington está avivando las tensiones entre Estados Unidos y China durante bastante tiempo. Comenzando con la guerra arancelaria de Donald Trump contra Beijing, que aún no fue detenida por Joe Biden.

En una conversación telefónica franca, el presidente chino, Xi Jinping, advirtió a su homólogo estadounidense sobre «jugar con fuego» sobre Taiwán. También explicó que cualquier participación sería contraproducente para Estados Unidos. «Un general chino declaró públicamente que la visita de Pelosi podría implicar una respuesta militar de Beijing», indicó Brown. «El ministerio de relaciones exteriores de China repitió esto. Ahora, con la metáfora de Xi: Te quemas jugando con fuego, creo que habría una respuesta militar».

Fuente
RTEuroNewsNYTimes

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: