EconomíaEstados Unidos

Una sencilla salida a la inflación

Hay una solución simple a la inflación de la que nadie habla

La inflación alcanzó un máximo de 41 años y actualmente se encuentra en 9.1%. Esto logró que la secretaria del tesoro, Janet Yellen, a admitir que la tasa «sigue siendo inaceptablemente alta» y que es la principal prioridad del presidente «reducirla».

Hay muchas teorías sobre por qué la inflación se disparó fuera de control. La mayoría de los economistas señalan algunos factores: el aumento del gasto, y el aumento de los costos de producción.

La primera instancia, principalmente a través del estímulo económico, la disminución de la oferta debido a problemas de la cadena de suministro relacionados con la pandemia y la segunda, especialmente debido al aumento de los costos de la energía.

Sin duda, esos factores desempeñaron un papel importante en la contribución a la inflación, pero se podría argumentar que algunos de ellos, eran necesarios. Mientras que otros, estaban fuera del control del gobierno de los Estados Unidos.

Y por últimos, los precios del gas, aunque ciertamente son el resultado de la política, demuestran ser resistentes a los intentos de abordar el problema.

Más inflación.
Si se quiere frenar la inflación mientras se preserva la economía, lo que hay que hacer es simple: poner fin a la estafa de la guerra.

La inflación es un producto directo del gasto militar y el bloqueo de suministros, al menos en el caso norteamericano

Hasta ahora, el plan de acción de la Reserva Federal es aumentar las tasas de interés, disminuir los salarios de los trabajadores y arriesgarse a una recesión. Eso puede desacelerar un poco la inflación, aunque su primer intento no pareció tener el efecto que querían, y la disminución de los salarios probablemente no sea la solución que la mayoría de los estadounidenses quieren.

Pero hay algunas cosas que se pueden hacer. Cosas que no implican afectar negativamente las vidas de la mayoría y que restaurarían el poder adquisitivo. Y posiblemente los sacarían del borde del abismo: reducir el gasto militar y adoptar una postura económica más suave con las naciones de todo el mundo.

La deslocalización de empleos y luego la pandemia hicieron mucho para eliminar la holgura en la economía estadounidense de hoy. Simplemente no se puede reemplazar el suministro con una fuerza laboral en constante crecimiento, aumentos en infraestructura y tecnología como alguna se hiso.

Pero, hay otro factor clave que se aplicó tanto a los Estados Unidos como en Europa, la fortaleza de su moneda

«Estados Unidos utilizó el estatus del dólar para exportar su inflación mediante la ejecución de déficits de balanza de pagos en las décadas de 1950 y 1960. Estados Unidos tuvo, con mucho, el gasto de defensa más alto como porcentaje del PNB de todos los países. Mientras que, la posición especial del dólar puede haber permitido a estos, no solo usar la holgura en su propia economía para absorber los posibles efectos inflacionarios, sino también usar la holgura en la economía mundial».

La pandemia puede haber sido inevitable, y es posible que ya se despeñaran, cuando se trata de los precios de la gasolina. Pero, lo que se puede hacer, es reducir el gasto militar y tomar una posición más amigable con las naciones de todo el mundo. en lugar de actuar como si el dólar fuera su única opción para las monedas de reserva. Porque ya hace rato, que no lo es.

Fuente
ElPaisYahooBBC

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: