Estados UnidosSucesos

100 haitianos náufragos en Puerto Rico

Más de 100 migrantes haitianos se encuentra sobreviviendo en una isla cerca de Puerto Rico

Un grupo de más de 100 migrantes haitianos son encontrados en una isla deshabitada cerca de Puerto Rico. Los refugiados, según señalan las autoridades de Estados Unidos, proceden de Haití, país que continúa recuperándose de una crisis humanitaria provocada por la creciente violencia de pandillas.

Guardaparques que trabajan para el departamento de medio ambiente y recursos naturales de Puerto Rico encontraron al grupo de 100 migrantes haitianos, en la isla de Mona, señaló el portavoz de aduanas y protección fronteriza norteamericana o CBP, Jeffrey Quiñones.

«Lo que sabemos preliminarmente es que los 100 migrantes haitianos, llegan a la isla, transportados en un solo buque», indicó Quiñones.

No estaba claro de inmediato si alguien en su grupo se ahogó antes de que se notificara a las autoridades de la situación. Quiñones indicó que las autoridades todavía están entrevistando a los migrantes.

Anais Rodríguez, secretaria del departamento de Puerto Rico que los encontró, explicó que el grupo incluía a 60 mujeres. Incluidas tres embarazadas, así como 38 hombres y cinco niños de entre cinco y 13 años.

100 migrantes haitianos.
A medida que la situación de seguridad en Haití se deterioró, nuevas oleadas de solicitantes de asilo haitianos viajan hacia los Estados Unidos, en grupos cada vez mayores.

La Guardia Costera de Estados Unidos informó el rescate de otros 100 migrantes haitianos, en un bote abarrotado frente a la costa de Florida

Un número creciente de migrantes y solicitantes de asilo haitianos tratan de llegar a Estados Unidos en los últimos meses, a menudo por mar. La nación caribeña experimenta una espiral de violencia e inestabilidad política.

Las Naciones Unidas advirtieron a fines de la semana pasada que aproximadamente 4,7 millones de personas enfrentan actualmente hambre aguda en todo el país.

Un bloqueo de pandillas en la principal terminal de combustible de Haití en la capital, Puerto Príncipe. Lo que provoca una grave escasez de electricidad, agua y alimentos. Especialmente en las zonas ya empobrecidas de la ciudad donde la violencia es rampante.

Los hospitales se ven obligado a reducir los servicios como resultado de la falta de gasolina necesaria para alimentar los generadores. Incluido el desmoronamiento de la red de salud ha complicado los esfuerzos para responder a un peligroso brote de cólera.

Mientras tanto, el gobierno de Haití pidió a la comunidad internacional que ayude a establecer una «fuerza armada especializada» para responder a las pandillas. Pero los líderes de la sociedad civil haitiana han rechazado la posibilidad de una intervención extranjera.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, comentó el lunes que Estados Unidos y México estaban trabajando en proyectos de resolución del consejo de seguridad en respuesta a la crisis continua.

El primero impondría sanciones financieras a los «actores criminales» haitianos involucrados en el reciente aumento de la violencia, indicó Thomas-Greenfield. El segundo «autorizaría una misión internacional de asistencia de seguridad no perteneciente a la ONU» en Haití para restaurar la seguridad y ayudar al flujo de ayuda humanitaria.

No está claro qué países participarían y en qué capacidad. Thomas-Greenfield explicó que la misión sería dirigida por un «país socio», pero no indicó cuál sería.

Fuente
ElNuevoDiaDemocracyNowMigrantesNews

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: