InternacionalesVenezuela

Fraude con precios del crudo y derivados que involucra al vicepresidente de PDVSA Ysmel Serrano.

Una demanda presentada en Miami contra Lukoil, Glencore y decenas de otras empresas del sector petrolero esboza un gigantesco entramado de corrupción que le habría costado a Venezuela miles de millones de dólares y que involucra manipulación en los precios del crudo, espionaje electrónico y hasta presuntos vínculos con carteles de la droga.

La demanda fue introducida por Petróleos de Venezuela a través de un fondo especial creado por ese fin bajo el nombre “PDVSA US LITIGATION TRUST”. En el centro de la presunta red de corrupción se encuentran dos ex operadores de la estatal petrolera que son acusados de conspirar con múltiples empresas del sector energético para manipular las licitaciones de crudo.

Los venezolanos Francisco Morillo y Leonardo Baquero junto con los otros integrantes de la conspiración “pagaron sobornos a empleados de PDVSA” para defraudar a la empresa estatal y obtener los contratos, señala uno de los documentos presentados en el tribunal. Declaraciones del abogado David Boies, presidente del bufete Boies Schiller Flexner, que representa a la firma vinculada a PDVSA que acudió a la corte, precisó que el esquema le costó a PDVSA 5 mil 200 millones de dólares en pérdidas.

Morillo y Baquero, quienes contaban con oficinas en Miami, habrían iniciado sus operaciones en el 2004, al registrar en Panamá la firma de consultores Helsinge Inc. La suiza Glencore y la rusa Lukoil aparecen en la lista de más de 40 demandados al igual que la sucursal en Coral Gables del banco nicaragüense BAC Florida Bank.

Entre otras actividades ilícitas, supuestamente un “clon de servidor” fue instalado en las oficinas de Helsinge en Miami por un administrador de TI de PDVSA identificado como Luis Liendo y apodado “el Nerd” para dar acceso en tiempo real a intermediarios y sus clientes a información sobre licitaciones competidoras y futuras licitaciones, según se puede leer en la demanda.

Ysmel Serrano, vicepresidente ejecutivo de PDVSA

Parte de ese dinero fue pagado por compañías panameñas en forma de sobornos a cuatro gerentes de PDVSA, uno de los cuales, Ysmael Serrano, actualmente dirige el departamento comercial y de suministros de la compañía, según la demanda. Serrano fue vicepresidente de Comercialización y Suministro desde febrero de 2017 y a finales del año asumió funciones como Vicepresidente Ejecutivo.

Entre los gerentes de negocios clave que coordinaron este esquema ilícito desde dentro de PDVSA (según la demanda) se encuentran Rene Hecker (gerente comercial del Departamento Comercial y de Suministro hasta 2013), Marco Malave (Jefe del Departamento Comercial y de Suministros de PDVSA desde 2012 a 2017, cuando fue detenido y enjuiciado), Edgar García (gerente de negocios en el Departamento de Transporte y Carga de PDVSA hasta 2008), e Ysmel Serrano ( a quien el escrito identifica como el actual Jefe del Departamento Comercial y de Suministros de PDVSA). Serrano ocupa desde diciembre la Vicepresidencia Ejecutiva.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: