InternacionalesVenezuela

Prince habría violado sanciones a Venezuela

Erik Prince, un importante donante republicano y fundador de la controversial empresa de seguridad Blackwater, fue referido al Departamento del Tesoro debido a posibles violaciones a las sanciones a Venezuela relacionadas con su reciente viaje a ese país, donde se reunió con una allegada del presidente Nicolás Maduro, informaron el lunes dos funcionarios del gobierno de Estados Unidos.

No hay indicios de que Prince, hermano de la secretaria de Educación Betsy DeVos, será sancionado por reunirse el mes pasado en Caracas con la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Pero el hecho de que la visita haya causado alarma resalta la preocupación de los funcionarios en el gobierno de Trump sobre lo que aparentemente fue un acercamiento diplomático no autorizado con Maduro. Los hechos ocurren justo cuando parece que se diluye el apoyo al líder opositor Juan Guaidó al interior de Venezuela, si no es que también en Washington.

Los funcionarios estadounidenses hablaron a condición de guardar el anonimato debido a que no tienen autorización para declarar públicamente sobre el asunto.

Se han revelado pocos detalles sobre el sorpresivo viaje de Prince a Caracas el mes pasado. Pero la simple presencia en Venezuela de un empresario con vínculos tan estrechos a la seguridad nacional de Estados Unidos genera preguntas sobre si viajó al país sudamericano para abrir una vía de comunicación secreta con Maduro a nombre del gobierno del presidente Donald Trump, algo que el Departamento de Estado ha rechazado enérgicamente.

Representa también una especie de cambio de postura para Prince, quien se creía que a principios de año había estado promoviendo un plan para formar un ejército de mercenarios con el fin de derrocar a Maduro.

Una persona con conocimiento de la visita de Prince dijo que un empresario europeo no identificado y con vínculos cercanos a Caracas le pidió que realizara el viaje a Venezuela. Dijo que Prince no hizo ningún negocio ni recibió nada a cambio por su visita, pues de lo contrario habría incurrido en violaciones a las sanciones financieras que Estados Unidos ha impuesto al gobierno socialista de Maduro.

El objetivo del viaje era reunirse con algunas de las figuras clave en la nación asediada por la crisis, y no para ser emisario del gobierno de Trump, según dijo la persona, quien habló a condición de guardar el anonimato debido a que carece de autorización para declarar sobre el viaje de Prince.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: