InternacionalesNorteaméricaTrump

Republicanos mantienen el Senado y los Demócratas recuperán la Cámara de Representantes

Los Demócratas ganaron en estados claves para recuperar la Camara de Representantes

El control del Congreso de Estados Unidos estará dividido el próximo año tras elecciones intermedias en las que los Republicanos, partido del presidente Donald Trump mantuvo la mayoría en el Senado, mientras que la oposición demócrata recuperó la Cámara de Representantes.

Los demócratas obtendrán los 23 escaños necesarios para tener la mayoría en la Cámara de Representantes, al derrotar a los republicanos en estados clave como Virginia, Florida, Pensilvania y Colorado, informaron Fox y NBC. Pero los republicanos contraatacaron en el Senado, donde le ganaron a al menos dos demócratas, en Indiana y Dakota del Norte, y retuvieron dos escaños en riesgo en Tennessee y Texas.

Demócratas en la Camara de Representantes

Pese a la falta de recuento más amplio en toda la geografía del país, los demócratas ya han arrebatado a los republicanos al menos una docena de escaños en la Cámara de Representantes y es probable que alcancen al menos otros diez más.

En Virginia, la actual congresista del Partido Republicano Barbara Comstock perdió su escaño en la Cámara de Representantes por el 10º distrito del estado ante la demócrata Jennifer Wexton.

Esa carrera, en un distrito suburbano del norte de Virginia que Hillary Clinton ganó por 10 puntos porcentuales en 2016, era considerada por muchos observadores como fundamental para las esperanzas republicanas de mantener el control de la Cámara Baja.

En Florida, la demócrata Donna Shalala se hizo con el escaño del distrito 27º, que conservaba desde 1989 la republicana Ileana Ros-Lehtinen, quien se retiró este año; mientras que la también progresista Debbie Mucarsel-Powell venció al congresista conservador Carlos Curbelo por el distrito 26º.

Republicanos en el Senado

A pesar del efecto divisivo de Trump entre los votantes, el Partido Republicano aprovechó su enorme popularidad entre los votantes de derecha en los estados rurales. Mantuvieron escaños en el sur, la región centro-norte y el oeste, y se aseguraron al menos una porción de 50-50 en el Senado, suficiente para otorgarles el control a los republicanos debido a que el vicepresidente Mike Pence, como presidente del Senado, definiría cualquier empate.

Los republicanos se abrieron paso a la victoria derrotando a los demócratas Joe Donnelly en Indiana y Heidi Heitkamp de Dakota del Norte. También conservaron escaños fuertemente disputados en Texas, en donde el senador Ted Cruz logró derrotar al representante Beto O’Rourke, un liberal con excelente financiamiento, y en Tennessee, en donde prevaleció la representante Marsha Blackburn.

 

 

 

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: