EconomíaEstados UnidosEuropa

Rusia está ganando la guerra energética

Las sanciones de la UE a Rusia son contraproducentes cuando Moscú gana la «guerra energética»

La Unión Europea presentó un plan para reducir el consumo de gas en un 15% para marzo de 2023. Pero, no será suficiente para compensar la pérdida del 40% de sus importaciones de gas una vez que las sanciones contra Rusia entren en pleno efecto. El país eslavo, parece estar ganándole la guerra energética al boque económico.

Las sanciones occidentales que siguieron al lanzamiento de la operación especial de Rusia en Ucrania en febrero estaban dirigidas a reducir las exportaciones de energía de Rusia a cero. Una guerra energética, que no les funciona. Tanto la EEUU, como la UE, intentaron una medida similar con Venezuela e Irán. Sin embargo, mientras Moscú asegura nuevos mercados, son los europeos los que están en el extremo perdedor de las cosas.

Se espera que los precios en toda Europa aumenten bruscamente a finales de este año. Esperando que entren en vigor las sanciones europeas contra las exportaciones de petróleo crudo ruso. Algunos ya predicen que será entonces, cuando llegue la verdadera crisis energética, con una duplicación de los precios.

Todo sucede, mientras la producción y los ingresos de petróleo crudo de Rusia continúan recuperándose a niveles anteriores a febrero. En parte, gracias a la expansión de las exportaciones y a la aparición de los compradores asiáticos, recordando, que mantiene una relación sana con la OPEP+. Esto la coloca en el bando ganador, en una guerra energética mal jugada por Europa.

Rusia gana la guerra energética.
En el futuro, Gazprom solo suministrará menos combustible y gas. El papel de Europa como unidad económicamente independiente de la economía mundial simplemente desaparecerá. Y dejará de ser independiente.

Luego de la guerra energética, Rusia emergerá como una de las mayores economías mundiales

Es mejor que los gobiernos de Europa occidental esperen que el invierno sea cálido, porque si la gente comienza a congelarse debido a la escasez de combustible, se enfrentarán a una guerra energética intestina y exigirán el fin de las políticas de su gobierno que bloquean el gas ruso y sus combustibles.

El Dr. Mamdouh G. Salameh, profesor visitante de economía energética en la Escuela de Negocios ESCP en Londres, señaló, que «la energía es un arma mucho más formidable en la mano del presidente Putin, que las bombas de hidrógeno o los misiles hipersónicos».

«El mundo, particularmente la Unión Europea, es muy dependiente de los suministros rusos de petróleo y gas. Es por eso que las sanciones occidentales, hasta ahora, se abstienen en gran medida de sancionar las exportaciones rusas de petróleo y gas a la UE y es por eso que Rusia está ganando la guerra energética», afirmó el economista.

«Las sanciones occidentales contra Rusia fracasaron en general miserablemente», señaló. «Las sanciones están perjudicando las economías de quienes las imponen en lugar de la economía rusa». Señaló que, tanto en los Estados Unidos como en la UE, los altos precios del gas están teniendo efectos generalizados en sus economías, lo que ayuda a empujar a ambos a una recesión.

«Muy pronto llegará el momento en que los ciudadanos europeos pedirán a sus gobiernos que dejen de gastar miles de millones de dólares en el suministro de armas a Ucrania. Y en lugar, usen estos miles de millones para ayudarlos a reducir sus facturas de energía», predijo.

«Se acerca el día en que la UE revertirá el curso de Ucrania y levantará las sanciones contra Rusia. A cambio de abundantes suministros rusos baratos de gas y petróleo. Si quiere ser capaz de hacer eso, la UE tiene que liberarse de la presión de los Estados Unidos y hacerle frente».

«Cuantas más sanciones impongan a Rusia, más altos serán los precios del petróleo y el gas. Y más ingresos obtendrá Rusia de sus exportaciones de energía». Indicó Salameh. Y agregó que «los analistas occidentales y algunos expertos están soñando despiertos. Y también engañándose a sí mismos si piensan que el sector energético ruso está fallando. Están tratando de hablar sobre el sector energético de Rusia, pero están condenados a fracasar miserablemente».

Fuente
BloombergSputnikFrance24

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: