Internacionales

Trump mantiene la incertidumbre empresarial en el mercado y atemoriza la inversión en Europa

La comunidad europea pide que no le sean impuestas las sanciones al aluminio y al acero

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, ha tomado este martes la decisión de retrasar la imposición de aranceles sobre el acero y el aluminio a Europa por ahora, esta disposición mantiene la incertidumbre empresarial al retrasar hasta después del 1 de junio las disposiciones a acuerdos comerciales que se deben tomar en este respecto.

Por su parte la comisión europea, declaró este martes que estos aranceles, no deberían afectar a la comunidad europea y no se les debiesen aplicar a ellos, debido a que el exceso de capacidad no ha sido originado por la asociación del viejo continente.

El gobierno estadounidense ha acordado excepciones de estos aranceles al menos hasta el primero de junio a México, Canadá y la Unión Europea, por ahora que entra en eficacia del impuesto.



Trump, igualmente acordó exenciones de aranceles para Argentina, Australia y Brasil, dejando al resto del mundo y sobre todo a su principal proveedor la República China.

“Todo se hará. ¡Gran potencial para Estados Unidos!”, escribió el presidente norteamericano en referencia a la entrada en vigor de los aranceles, a través de la red Twitter.

Comisión Europea en Bruselas
Comisión Europea en Bruselas

Europa no tiene la culpa

Los 28 miembros de la Comisión Europea han estado de acuerdo con las decisiones tomadas por el presidente Trump, aunque piensan que este cerco no debería afectar a sus miembros y el mismo debería quedar persistentemente exento para ellos. “La decisión de Estados Unidos prolonga la incertidumbre del mercado” expresaron sus mancomunados.

El superávit en la producción de acero y aluminio es causado por una sobre producción generada por la baja demanda de estos en el mercado mundial, por ello la producción de países como China ha inundado el mercado. Por ello la nación americana ha utilizado la Ley Comercial que protege a los productores norteamericanos por razones de seguridad nacional, una ley promulgada en 1962.



Por su parte el presidente Emanuel Macrón está de acuerdo con la política estadounidense “debido al excedente en la capacidad en las industriad de acero y aluminio”, pero afirmó que los países de la comunidad “debería estar exenta de los aranceles para que el tema de la sobrecapacidad pudiera abordarse en las conversaciones comerciales”. Por su parte la presidenta alemana Ángela Merkel Alemania, comentó que espera que la prerrogativa para la comunidad sea permanente.

Fuente
EITB.eus

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: