Estados UnidosMedio Ambiente

Los cortes de agua y la sequía llegan a EEUU

Estados Unidos emite cortes de agua en el oeste a medida que la sequía deja al río Colorado cerca del «punto de inflexión»

Después de que los estados del oeste de Estados Unidos no lograron llegar a acuerdos para reducir el uso de agua del asediado río Colorado, el gobierno federal intervino el martes, emitiendo cortes que afectarán a dos estados y a México.

Los funcionarios de la oficina de recuperación declararon una escasez de «nivel 2» en la cuenca del río Colorado. A medida que la sequía continúa golpeando, el oeste estadounidense, comienza cortes de racionamiento, hasta que los embalses más grandes aumenten de sus mínimos.

Los niveles menguantes de agua, que dibujan dramáticos anillos secos en los embalses y desenterrando cuerpos y otros artefactos. Los cortes amenazan la producción de energía hidroeléctrica, agua potable y la producción agrícola.

«El sistema se está acercando a un punto de inflexión», indicó el comisionado de la oficina de reclamación, M. Touton. Durante una conferencia de prensa el martes, agregó que los cortes, son una acción urgente. Para «proteger el sistema, significa proteger a la gente del oeste estadounidense».

A los funcionarios les preocupa que se necesiten más reducciones. Los recortes colocarán a los funcionarios de Arizona, Nevada y México, bajo una presión extraordinaria para planificar un futuro más cálido y seco y una población en crecimiento.

Cortes por sequía en Norteamérica.
Estados Unidos emite cortes de agua en el oeste a medida que la sequía deja al río Colorado cerca del «punto de inflexión».

Los nuevos recortes reducirán la participación de agua de Arizona en un 21%, la de Nevada en un 8% y la de México en un 7%

El río Colorado proporciona agua a 40 millones de personas en siete estados del oeste de Estados Unidos, así como en México. Mientras, ayuda a alimentar a una industria agrícola valorada en 15 mil millones de dólares al año. El extenso sistema proporciona agua a Colorado, Wyoming, Utah, Nuevo México, California, Nevada y Arizona antes de que fluya hacia México.

Los derechos a estas aguas se debaten durante décadas después de que los acuerdos firmados hace un siglo. Estos, no dieron cuenta con precisión del agua en el sistema y crearon un laberinto de derechos de agua que dejaron fuera a las naciones indígenas.

Pero, es probable que el período más polémico se avecine. Se espera que la crisis climática continúe intensificando las condiciones, lo que provocará la necesidad de recortes y conservación más profundos.

Las ciudades y granjas de toda la región ya están esperando ansiosamente las proyecciones oficiales de hidrología, estimaciones de los niveles futuros de agua en el río, que determinarán el alcance de los recortes en su suministro de agua. Se espera que cientos de miles de acres de tierras agrícolas estadounidenses queden en barbecho en todo el granero del país. Esto supondrá una crisis para los alimentos producidos en el país.

«Los estados colectivamente no identifican, ni adoptan acciones específicas de suficiente magnitud que estabilicen el sistema», indicó Touton.

Touton también afirmó, que la reducción adicional es necesaria para garantizar que las entregas de agua y la energía hidroeléctrica no se vean interrumpidas. A pesar, que no se comprometió el martes sobre si planeaba imponer esos recortes unilateralmente si los estados no podían llegar a un acuerdo.

Fuente
TeleMundo101RadioBilingue

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: