Ciencia y SaludInternacionales

Un nuevo brote de Ébola afecta al Congo

La República Democrática del Congo declara un nuevo brote de Ébola con dos casos confirmados

25 posibles nuevos casos de los cuales 17 ya han fallecidos son el saldo que un nuevo brote de ébola que ha sacudido a la república centroafricana, los primeros casos fueron detectados en diciembre del pasado año, aunque hasta ahora sólo dos están plenamente confirmados.

Eugene Kabambi, portavoz congoleño de la Organización Mundial de la Salud ha declarado este jueves, que «De acuerdo con nuestras primeras informaciones, los casos fueron reportados desde diciembre y las primeras muertes se produjeron en enero, pero la conexión entre las muertes y la epidemia no se ha establecido por el momento», acotó.



El organismo internacional, ha manifestado que desde 1976 se han detectado en el país centroafricano unas 9 epidemias y en esta última ya han perdido la vida 17 personas, al noroeste del país.

Ya se han tomado precauciones en el occidente de áfrica, Liberia, Guinea, Sierra Leona, Nigeria y la OMS y los gobiernos locales, ya están desarrollando planes para detener a la posible epidemia, este virus se extiende rápidamente de hombre a hombre y entre hombres y animales, a través de fluidos corporales, contacto directo con personas infectadas y superficies o materiales contaminados por estas.



Ébola
17 fallecidos y cuatro más con pronósticos reservados encienden las alarmas del país centroafricano.

La OMS prende las alarmas de Ébola en el centro de áfrica

Hasta el momento, el laboratorio de Kinshasha, ha confirmado sólo dos casos de los 25 que han presentado síntomas y el día de hoy 4 personas más fueron llevadas al hospital de Bikoro ante la aparición de nuevos síntomas.

Stéphane Dujarric, director de la OMS, ha anunciado que ya se habrían enviado al Congo, expertos epidemiólogos y médicos, para comenzar con la labor de contención del virus, «epidemiólogos, expertos en prevención y control de enfermedades, así como apoyo de vacunación» y que se han destinado del fondo de contingencia de la organización, un millón de dólares para afrontar el brote.



La OMS, ha dejado en claro, que este supuesto nuevo brote, no estaría relacionado con el de 2014, que dejó un saldo de 11.300 personas fallecidas de entre 28.000 diagnósticos seguros, un equipo de expertos de el Ministerio de Salud congoleño, se han apersonado en la zona para poder determinar el epicentro de la epidemia y determinar las posibles localidades que ya pudieren estar perjudicadas.

Aunque los primeros casos detectados en diciembre provienen de Ikoko Impenge, el virus tiene un periodo de incubación de sólo 21 días y los pacientes ingresados en Bikoro que se encuentra a 60 kilómetros de Ikoko, ya se puede presumir que el contagio se está extendiendo en la zona.



Dos de los 4 internados el día de hoy son empleados sanitarios, que se encontraban en la zona para asistir en las labores de ayuda, ha informado Serge Ngaleto, director del hospital de Bikoro, «Después del contacto con enfermos, los sanitarios empezaron a mostrar síntomas y los hemos aislado», afirmó Ngaleto, quien también ha dicho que, la humedad y el aumento del calor en esta estación puede estar jugando en contra, ya que con estas condiciones el virus se propagaría con más facilidad. El Congo enfrenta desde principios de año una epidemia de fiebre de Lassa, que es una variante hemorrágica del ébola, que ha matado a más de dos centenares de personas.

Fuente
Infoglitz

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
error: