Estados UnidosPolítica

Para EEUU, los transgéneros son discapacitados

Un tribunal federal de apelaciones de EEUU, dictamina que las personas transgéneros están protegidas por la ley de discapacidades

Cientos de proyectos de ley que restringen los derechos de las personas LGBTQ se presentan en las legislaturas estatales de EEUU este año. Muchos de los cuales se convierten en ley, especialmente aquellos dirigidos a adultos, jóvenes y atletas transgénero. El presidente Joe Biden, se comprometió a aprobar la ley federal de igualdad, que se estancó en el senado durante más de un año.

Un tribunal federal de apelaciones dictaminó que muchas personas transgéneros están protegidas por la ley de Discapacidades, ADA. Actualizando la interpretación legal de la ley para que esté en línea con los avances posteriores en medicina psiquiátrica.

Según el tribunal de apelaciones para el cuarto circuito en Richmond, Virginia, la lista de enfermedades mentales excluidas de sus protecciones de la ADA. Ya no se puede usar para negar a las personas transgéneros el acceso igualitario a las instalaciones públicas o la atención médica, entre muchas otras cosas.

Kesha Williams, una mujer transgénero, fue encarcelada durante seis meses en el centro de detención de adultos del condado de Fairfax de Virginia en 2018 y 2019. Mientras estaba encarcelada, no pudo acceder a sus medicamentos de terapia de reemplazo hormonal durante un período de tiempo. La trataron como a un hombre, a pesar de sus súplicas para ser tratada como una mujer.

Transgéneros o discapacitados.
Cuando Biden asumió el cargo en enero de 2021, se comprometió a aprobar la Ley de Igualdad, que agregaría la sexualidad y la identidad de género a la Ley de Derechos Civiles de 1964, dentro de sus primeros 100 días en el cargo.

La ley contra la discriminación para las transgéneros se encuentra estancada en el senado

Las reglas que la cárcel usó para colocar a Williams allí derivaron de una directiva de 2018 de la oficina de prisiones del entonces presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Este revirtió una directiva de su predecesor, Barack Obama, y ordenó al personal penitenciario dividir a los prisioneros. basado puramente en sus genitales. Bajo Biden, esta regla se cambió de nuevo y se revisó el manual del BoP para reclusos transgénero.

Este acoso, Williams argumentó más tarde en un caso judicial contra el personal de la prisión, había violado sus derechos bajo la ley ADA, la ley de rehabilitación, la constitución de los EEUU y el derecho consuetudinario estatal. Un tribunal inferior inicialmente desestimó sus argumentos y dictaminando que no estaba protegida por los requisitos de adaptación de la ley ADA para personas discapacitadas, pero el martes, Williams ganó su caso en apelación.

Cuando se aprobó la ley ADA en 1990, incluyó una lista de condiciones que no estaban protegidos por la ley, incluyendo «travestismo, transexualismo, pedofilia, exhibicionismo, voyeurismo, trastornos de identidad de género no resultantes de impedimentos físicos. Y otros trastornos de comportamiento sexual», así como «juego compulsivo, cleptomanía… Piromanía… O trastornos por uso de sustancias psicoactivas como resultado del uso ilegal actual de drogas».

En ese momento, esto cubría a las personas transgéneros, cuyas vidas estaban altamente reguladas por profesionales médicos. Y que, para recibir acceso a recursos de transición como terapia hormonal y cirugías. Tenían que ser diagnosticado con la enfermedad mental de «Trastorno de Identidad de Género».

En su fallo, el tribunal señala no se le encomendó la tarea de agregar nuevas condiciones a las listas de la ley ADA. Ese es el trabajo del congreso. Pero, también señala que cuando se revisó la ley ADA en 2008. El congreso ordenó explícitamente a los tribunales que la definición de «discapacidad» de la ley. Este, «se interpretará a favor de una amplia cobertura de individuos bajo este capítulo”. También ordenó a los tribunales que interpretaran las exclusiones de la ley ADA de manera restrictiva.

La ley ADA como protección interpretada

La ley ADA incluye protecciones contra la discriminación ampliamente similares a las de la ley de derechos civiles de 1964. Esta, que prohibió la discriminación basada en la raza, la religión, el sexo, el origen nacional y otras características. Sin embargo, la ley ADA también requiere que los empleadores proporcionen a los empleados discapacitados. Con adaptaciones razonables y requiere adaptaciones públicas para garantizar una accesibilidad similar.

Además de estar incluido en esas protecciones, el fallo de 2020 de la corte suprema en Bostock vs. Condado de Clayton encontró que el lenguaje basado en el sexo del título VII de la ley de derechos civiles de 1964. Se extiende también a la sexualidad y la identidad de género, ya que la discriminación basada en esas cosas es inevitablemente una discriminación basada en estereotipos sexuales.

Fuente
ReutersCornellLex

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: